Educando al campo

BLOG

¿Es cierto que los humanos no necesitamos la leche de vaca?

Tal y como lo dice la BBC, la leche ha pasado de ser una fuente de calcio y vitaminas, a una fuente de polémica. Este alimento ha estado en nuestras mesas por años, pero ataques por distintos frentes la han vuelto objeto de severas críticas. Uno de los comentarios que podemos escuchar a menudo es que los humanos no necesitamos la leche de vaca ¿es eso cierto?

Mamíferos únicos

Como mamíferos, los seres humanos nos alimentamos de leche materna al nacer. Esta leche nos aporta los nutrientes necesarios para fortalecer los sistemas digestivo e inmunológico, por eso se considera que la lactancia es como “la primera vacuna”. La leche materna contiene anticuerpos de todos los antígenos a los que está expuesta la madre. Para otros mamíferos, la situación es similar. La diferencia es que una vez que las crías están listas para alimentarse por sí mismas, otros animales dejan de alimentarse de leche materna.

Uno de los argumentos en contra del consumo de leche de vaca, es que somos la única especie que continúa tomando leche después del primer año de vida, y que además consume leche de una especie diferente. Estas afirmaciones son verdaderas: sí somos los únicos. Los humanos seguimos tomando leche durante la infancia y hasta la vida adulta, ya sea de vaca, cabra, camella u oveja. Sin embargo, decir que porque los animales no lo hacen, los humanos no deberíamos, es simplificar las cosas.

Una de las características principales de la alimentación humana es la transformación de los alimentos. Los cocemos, freímos, hervimos… Los combinamos entre sí para cambiar su sabor o crear cosas nuevas. Estos procesos nos han ayudado no sólo a mejorar el sabor de la comida, sino a aprovechar mejor los nutrientes que contienen muchos productos, además de generar identidad y comunidad. Los seres humanos hacemos cosas que otros animales no, y no siempre esto es algo negativo.

¿Por qué los humanos tomamos leche de otras especies?

El consumo de leche de origen no humano está relacionado con el desarrollo de la ganadería. Hace miles de años, los humanos empezaron a domesticar ganado. Parece que primero se domesticaron ovejas y cabras, pues los bovinos eran más grandes y agresivos.

En  un  principio,  la cría de estos animales tenía por objeto beneficiarse con  su  carne  y  su  piel  pero,  el  descubrimiento  del  proceso  de  ordeña,  significó  un  gran  avance  para  el  hombre pues de esa manera no tenía que sacrificar al animal para obtener un alimento altamente nutritivo y rico en proteínas (Dulce María del Carmen Delgadillo Álvarez, Instituto Politécnico Nacional)

Ordeñar al ganado permitió a los humanos consumir un producto con un gran aporte nutricional sin tener que sacrificar a los animales para comer su carne. Además, el desarrollo de técnicas de conservación, hacía posible guardar la leche para épocas de escasez. Y lo continuamos haciendo durante siglos.

Además, a diferencia de otros mamíferos, los seres humanos nos adaptamos para poder seguir consumiendo leche aún cuando no somos bebés. Digerir la lactosa requiere de una enzima llamada lactasa, que usualmente sólo producen los organismos de las crías. Pero los humanos mutamos genéticamente para seguir produciendo esa enzima aún en la etapa adulta.

La leche nos aporta beneficios

Entonces, ¿los humanos no necesitamos leche de vaca? Es verdad que podemos dejar de consumirla si así lo decidimos, así como si un día decidimos dejar de comer zanahorias o pescado. Lo importante es que si bien los humanos podemos no necesitar la leche de vaca en sí, nuestros cuerpos si requieren de los nutrientes que aporta.

La leche es una excelente fuente de proteína y de micronutrientes. Cuenta con vitamina A, D y del complejo B, y minerales como calcio, magnesio, fósforo y zinc. También tiene aminoácidos esenciales, fibra, péptidos bioactivos, ácidos grasos saludables y puede funcionar como prebiótico. La mejor parte, es que la leche es sumamente biodisponible, es decir, que nuestro cuerpo puede absorber y aprovechar estas cualidades muy fácilmente en comparación con otros alimentos. Si bien los humanos podríamos decidir renunciar a la leche de vaca, consumir este producto nos puede ayudar a completar los requerimientos nutricionales que nuestro cuerpo necesita día con día. Por supuesto, esto debe hacerse siempre dentro de una dieta balanceada.

Esperamos que este artículo haya sido útil e informativo. Los seres humanos nos hemos adaptado para poder aprovechar al máximo los nutrientes de los alimentos, y la leche es una opción accesible y muy completa. La decisión final está en cada quien, pero creemos que es importante compartir estos puntos de vista, para tomar una decisión informada.

Somos una asociación civil mexicana que busca apoyar a los agroproductores con capacitación y a los consumidores con información, para impulsar la economía del campo y asegurar un mejor futuro para todos.

También te puede interesar

Artículos recientes

¡Síguenos en nuestras redes!

Suscríbete a nuestro newsletter